Blasa

Una flor se fue,
apenas con 4 meses,
ya sabías tu nombre.

Mi flor de ojos marrones,
jugabas con todo,
pelotas, muñecos, papeles;
Y ahora enterrada en una caja,
ni siquiera me dejaron verte.

¡Ay ¡mi Blasa, mi cariño,
la más hermosa de mi casa,
se me cerró el estómago de golpe,
cuando te vi allí tirada,
todo se hizo por salvarte,
pero todo fue nada,
Y ya, no sé si afligirme mi pequeña Blasa.

Mayte Alcón Abellán
Anuncios

Deja un comentario, me interesa tú opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s