Simplemente Claudio

Ya se acerca el día,
donde no se dónde visitarte,
donde no te dejaré flores,
ni se dónde llorarte.

El tiempo pasa,
mi herida abierta está,
seis años tendría mi niño,
si la parca lo hubiese dejado en paz.

Con mis ojos te vi,
te vi aullar y aullar.
Mis oídos me atormentan
y mis lágrimas no dejan de brotar.

Recuerdo tu primera vacuna,
te enfadaste, campeón,
incluso te veo acostado
en tu cojín azul de raso.

Sólo mordías mis pies
y brillaba mi cara,
y si te dábamos mucho de comer,
cogías y te desmayabas,
eres mi perro querido,
eres toda mi alma .

Ahora que no te tengo,
mi alma se fue de casa,
Claudio, quiero estar contigo
y acariciarte aquí sentada,
todavía sufriré en esta vida,
pero si estuvieras todo se pasa.

Mayte Alcón Abellán
Anuncios

Deja un comentario, me interesa tú opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s